domingo, 28 de marzo de 2021

M 29

 

Dibujo realizado desde Cavarrasa con un ETX 127/1950 y ocular Hyperion 24
-V. Canales-

CATÁLOGOS: M 29 - Ngc 6913
NOMBRE: s/n
CONSTELACIÓN: Cisne (Cygnus)
DISTANCIA: 4.000 - 7.000 años luz
MAGNITUD VISUAL: +7,1
TAMAÑO APARENTE: 7 minutos de arco de diámetro

Se trata de un cúmulo abierto de estrellas sumergido en la Vía Láctea, donde el polvo y la materia interestelar dificulta su observación para el cálculo de su distancia. En 2003 desde el Observatorio Astronómico de Cáceres se descubrieron dos estrellas variables y pocos años después continuaron con la búsqueda de más variables, pero sin éxito alguno.

Para su observación se requieren cartas celestes, y aunque suena raro decirlo, se observa mejor con cielos donde la CL haga de 'filtro' por su situación en uno de los brazos de la galaxia plagado de materia interestelar. Yo me guío usando las estrellas Pi-1, Pi-2 y Rho Cyg, pero resulta un tanto dificultosa su localización y observación, ya que aparece como un pequeño 'montón' de estrellas que tienes que saber que se trata del cúmulo.


M 12

 

Dibujo realizado desde cielos suburbano en Elche con un refractor 120/600 y ocular WO 12,5
-V. Canales-

CATÁLOGOS: M 12 - Ngc 6218 - C 1644-018 - GCI 46
NOMBRE: s/n
CONSTELACIÓN: Serpentario (Ophiuco)
DISTANCIA: 16.000 años luz
MAGNITUD VISUAL: +7,68
TAMAÑO APARENTE: 16 minutos de arco de diámetro

Se trata de un cúmulo globular de la clase IX, es decir, su grado de concentración es muy abierto, tiene muchas estrellas esparcidas a su alrededor semejándose a un cúmulo abierto. En este cúmulo habitan pocas estrellas variables, pero si nos podemos encontrar con varias gigantes rojas donde alguna de ellas presenta un color 'dorado'. Un estudio realizado en 2006 desde el ESO, registró un número inusual de estrellas de baja masa, algo muy poco habitual en este tipo de cúmulos.

Su localización requiere del uso de las cartas celestes ya que no podemos coger de referencia directa de estrellas cercanas si no estamos en un cielo totalmente oscuro. Nos podemos guiar con las estrellas Zeta y Delta Oph y hacer un triángulo equilátero hacia el interior de la constelación para poder localizarlo, pero tenemos que llevar cuidado, ya que a muy poca distancia nos encontramos con M10. Es conveniente usar aumentos medios para poder localizarlo y después ganarle algo más para poder disfrutar de él.

M 28

 

Dibujo realizado desde cielos suburbanos en Elche con un refractor 120/600 y ocular WO 12,5
-V. Canales-

CATÁLOGOS: M28, Ngc 6626, GCI 94
NOMBRE: s/n
CONSTELACIÓN: Sagitario (Sagittarius)
DISTANCIA: 18.300 años luz
MAGNITUD VISUAL: +7,8
TAMAÑO APARENTE: 11,2 minutos de arco de diámetro

Se trata de un cúmulo globular pequeño y compacto donde se han encontrado 18 estrellas variables tipo RR Lyrae y un púlsar milisegundo.

Es fácil de lo calizar, pero algo difícil de visualizar por su pequeño tamaño. Su magnitud también nos va a dificultar un poco su observación en cielos contaminados. En cielos suburbanos lo podemos ver como una pequeña esfera a un grado al Norte y otro grado al Oeste, o viceversa, partiendo de la estrella que forma la tapadera de la 'tetera'. Se precisa de cielos limpios para contemplar mejor este cúmulo.


M 22

 

Dibujo realizado desde cielo suburbano en Elche con un refractor 120/600 y ocular WO 12,5
-V. Canales-

CATÁLOGOS: M22, Ngc 6656
NOMBRE: s/n
CONSTELACIÓN: Sagitario (Sagittarius)
DISTANCIA: 10.400 años luz
MAGNITUD VISUAL: +5,1
TAMAÑO APARENTE: 32 minutos de arco de diámetro

Se trata de un cúmulo globular cercano al Sistema Solar. En él se han descubierto 32 estrellas variables, una nebulosa planetaria con el IRAS y dos agujeros negros, aunque sus descubridores estiman que pueden albergar un centenar.

Es otro de mis cúmulos favoritos, es puntual y se diferencia de otros porque cuando le metes aumento, el cúmulo se sigue viendo puntual sin distorsión alguna por el brillo de otras. Es fácil de localizar, yo me guío por la estrella que hace de tapadera en la 'tetera' y muevo el telescopio dos grados al Norte y después otros dos grados al Este, o viceversa, y lo podéis ver como una bonita bola de estrellas destacando del fondo. Si lo observáis desde cielos limpios, veréis como destaca del fondo estrellado de la Vía Láctea.